El piloto correntino se encuentra en una etapa de preparación de cara a la 8ª fecha del Top Race que se disputará el 26 de agosto en el ‘Martín Miguel de Güemes”. Hizo un balance de la primera parte de una temporada que no es buena y admitió estar molesto con un rival por una mala maniobra sufrida en Termas de Río Hondo.

Humberto Krujoski se prepara la disputa de una nueva fecha del Top Race, en Salta, luego de sufrir dos malas carreras en Termas de Río de Hondo: una mala maniobra de Diego Ciantini y luego un problema en el auto. Luego de la competencia de Termas, el correntino entrena de cara al próximo objetivo, “en un año difícil desde lo económico, en cuanto a poder -como equipo- tener los presupuestos para pelear con los equipos oficiales de Toyota o Fiat”, dijo entre sus primeras palabras de la entrevista concedida al programa La Red Deportiva.

“Me venía pasando de todo un poco –confesó- habíamos tenido un buen arranque que nos ilusionaba con pelear un campeonato, y la realidad es que hoy llegamos a mitad de campeonato con un saldo que no es el que esperaba. El equipo perdió al ingeniero que tuvimos el año pasado, que había encontrado un funcionamiento excelente del auto, es como que cambiamos de director técnico”.

Agregando que “ahí es como que el equipo –en general- perdió el rumbo y en ese proceso pasaron dos técnicos distintos, ahora quedó uno que en la carrera pasada de Termas de Río Hondo pudimos funcionar muchísimo mejor pero con la mala fortuna de un ‘toque’ de un competidor que me rompió el auto, y en la segunda la rotura de un elemento del auto que me imposibilitó terminar cuando veníamos para estar en el podio, en una de ellas, y en la otra estar entre los 5 mejores”. Es consciente que está “falto de resultados pero con la incorporación de esta persona es como que el equipo dio un salto de calidad y vamos a Salta con el ánimo renovado. Faltan un montón de carreras y vamos por el triunfo y estar lo más adelante posible”.

En otro segmento de la charla con radio La Red Corrientes, Krujoski detalló un ‘toque’ sufrido por parte de Diego Ciantini en Termas de Río Hondo y mostró su fastidio: “estaba muy caliente, fue una maniobra muy riesgosa en donde no solamente me perjudicó perdiendo posiciones sino que puso en peligro mi integridad física, en un lugar muy peligroso en donde –por códigos- sabemos que no tenemos que golpearnos porque el desenlace puede ser muy complicado”.

“Es un chico que maneja bien, va rápido pero hace estas cosas. Le dije a su padre –el ‘Bocha’ Ciantini- que lo estaba guiando mal, que no tengo problemas en pegarnos un ‘autazo’ en un lugar permitido, pero no en esos lugares donde puede pasar cualquier cosa. Me quedé enojado porque el chico en ningún momento me pidió disculpas, en ningún momento aceptó el error. Le dije al padre que lamentablemente va a tener que aprender en la pista de qué se trata y se lo voy a tener que enseñar yo. En la próxima carrera que no me pase cerca”, agregó con evidente bronca por parte del piloto correntino.

“Lo que más me molesta es cuando la gente no acepta los errores, es un deporte muy peligroso (…), hay mucho esfuerzo detrás de cada competidor y estas situaciones hacen que uno de caliente. Soy leal dentro de la pista pero también soy de devolver”, mencionó, además de hacer un balance de lo actuado en este 2018 y lo que espera para el resto de la temporada.

 

 

Facebook - Despues Del Juego
Twitter - @despuesdljuego
Instagram - @despuesdeljuego
Youtube - Despues del Juego Corrientes